Tic Tac


Notablemente uno se va desdoblando por esta vida, diciendo y desdiciéndose.
Llega un punto de encuentro, de menor o mayor capacidad, dónde todos nuestros dobleces debaten sobre el original. Muchas veces, estas tertulias orbitan alrededor de opiniones ajenas.
La verdadera traición es llegar sólo, sin nadie con quién debatir, como si la vida fuera un relojito, sincronizado, perfecto.

8 comentarios:

Glorencia Guerrero at: 26 de marzo de 2011, 17:01 dijo...

que bueno para recordar que la vida, en verdad no es perfecta y ninguno de nosotros venimos de Suiza!

Anónimo at: 28 de marzo de 2011, 0:41 dijo...

todo depende de las cagadas que uno se mande.
si uno vive la vida totalmente incoherente quizas lo mejor es llegar solo

espina at: 28 de marzo de 2011, 10:59 dijo...

Tu comentario es tan acertado que este escrito salió tras una visita sincro por esos pagos.

espina at: 28 de marzo de 2011, 11:02 dijo...

Para detectar la incoherencia, es necesario poseer un mínimo de coherencia, ya ahí hay un doblez con quién debatir.
Salud!

Anónimo at: 31 de marzo de 2011, 18:24 dijo...

Uno nunca sabe como va a ir la vida simplemente, va teniendo distintas opciones a las cuales, uno accede o no, pero siempre creyendo que podrían ser las mejores.
El tiempo te da ese momento, para que en algún punto de tu presente, puedas evaluar con un ojo más crítico, aquellas decisiones que creíste buenas y que, por una cosa u otra, te llevaron al lugar donde hoy te encontras.
Probablemente hoy en día no puedas visualizar como sería tu vida si hubieras decido hacer esto o no hacer aquello, y eso es bueno, quiere decir que las decisiones que tomaste a lo largo de tu corta vida, te llevaron a un lugar bonito a pesar que podes haber recorrido caminos de los cuales creíste que nunca saldrías.
En la vida tenemos dos opciones: considerarnos víctimas por las complicaciones que se nos presentan, pasando así a ser observadores de la vida, porque siempre terminamos esperando que la buena vida comience, o podemos considerarnos aventureros, aquellos que sin importar que pase, siempre terminan conciderando todas las situaciones como un reto y de esa manera encontramos mayores motivos para vivir cada minuto que pasa, más intensamente y eso nos convierte en protagonistas, podemos disfrutar de cada momento sin arrepentirnos, sin sentir la necesidad que el tiempo vuelva atrás.
En ese momento de doblez, podes debatir entre que fuiste y que queres ser, si una víctima o un aventurero, Pero si ese momento de lucida incoherencia te ataca, no pienses en el pasado, porque lo que importa, es quien va a ser desde ese momento de desdobles en adelante. No peke?

Silvia Rojas, alias Yumba. at: 10 de abril de 2011, 3:16 dijo...

Traición no sé... siento que es la soledad más egoísta y claro que se paga en miseria.
Mi vida se resume a conciliar con mi "asistente interior", como dice el Dr. Levy.

Hermoso texto! ;)

espina at: 8 de mayo de 2011, 11:51 dijo...

El doblez es inevitable, uno actúa y decide y en ese mismo momento toma un camino y discrimina otro. Lo importante es llegar y verse parado en una construcción de elecciones, antes que ser inquilino de un montón de pasillos huecos.

espina at: 8 de mayo de 2011, 11:52 dijo...

Y el concilio es una revisión constante. Avanti Sil, besos y gracias por pasar.

Con la tecnología de Blogger.